lunes, 19 de septiembre de 2016

Christine Kabus - En el corazón de los fiordos

Nordfjordeid, 2010. Después de la muerte de su madre, Lisa, una exitosa fotógrafa alemana, recibe un paquete de parte del notario de la familia. El mismo contiene un antiguo medallón, con la foto de una pareja en tiempos de guerra, y una carta de su madre. Esta foto amarillenta la llevará a viajar al tranquilo pueblo de Nordfjordeid, en Noruega, y será la única pista para que Lisa pueda rastrear y descubrir quiénes fueron realmente sus antepasados. Lisa penetrará en la vida de los fiordos y descubrirá en ellos no solo el verdadero amor sino también el verdadero origen de su madre, lo que le permitirá esclarecer los secretos que llevan décadas dormidos en la historia de su familia, las sombras de aquel pasado que alcanzaron y llegaron a cubrir su presente.







OPINIÓN PERSONAL:

"SS" Sencillamente Sobrecogedora.

Dos mujeres, dos vidas, dos historias, dos amores, unidos por una fina línea temporal.
La II Segunda Guerra Mundial que azotó Europa, y al mundo entero, ensombrece la historia primigenia y, como los tentáculos envenenados de una medusa, se extiende hasta la actualidad fomentando, alimentado, un vetusto odio que enrarece y mantiene congelados ciertos corazones. A otros, los llevó a la tumba.

Todo comienza en 2010 cuando Lisa, nuestra protagonista, recibe del abogado familiar la herencia de su madre. Un carta y un medallón, en cuyo interior hay una vieja foto, ya de color sepia, en la que aparece un joven matrimonio. Ninguno de los dos superaba la veintena. Su madre le cuenta ciertos detalles de su vida que llevan a Lisa a preguntarse: "¿quién soy?" Apoyada por su amiga y vecina, Susanne, se lanza a la aventura. Cómo si no estuviera acostumbrada. Lisa es fotógrafa, viaja de aquí para allí constantemente. Es una nómada (se dará cuenta de ello). Esa aventura la llevará hasta Noruega, país del que huía su madre. Ahora sabe por qué. En ese viaje, en esa búsqueda para aclarar su verdadera historia familiar se tropezará con unos personajes secundarios que se entrelazan entre el pasado y el presente como si se tratase de una telaraña: Nora, una chica de más o menos de su edad, al principio será esa persona amiga en un país que no es el tuyo, para después convertirse en algo más cercano. Además, descubre que su historia es muy parecida a la de Lisa; Mikael, un familiar de Lisa, también con más o menos su edad, siempre amable, con una sonrisa y una vida que no quiere vivir. Pero, cometerá el peor error de su vida; Tekla, una mujer que acogerá a Lisa sin hacer preguntas. Inger, también la acogerá, aunque su marido, no lo hará del todo bien.
Aquí, y utilizo un punto y aparte porque hay que resaltarlo, se encuentra con un personaje que vive entre las dos historias: Finn. Un hombre viejo, de unos noventa y tantos años. Guarda todos los secretos del pasado porque los vivió en sus propias carnes. Lo bueno y lo malo, lo guarda celosamente bajo un rencor y un odio exacerbado hacia Lisa, quien paga los errores del pasado. Un pasado que Finn no ha perdonado.

Noruega 1940 / 41 - Prusia Oriental hasta 1945: aquí comienza la historia primigenia, el génesis del que deriva Lisa. Sí, se trata de la historia de sus abuelos. Unos abuelos de los que nunca supo. Por saber, no sabe ni sus identidades. Muy bien, vemos a una pareja que se conoce en unas circunstancias muy duras: la Alemania nazi invade Noruega. Es una invasión que Hitler denominó "invasión pacífica". Con la entrada de los invasores, el mundo pacífico de Mari (la segunda protagonista) cambia radicalmente. Los fiordos verán como nace, entre sus montañas y sus agrestes parajes, un amor prohibido, repudiado y muy mal visto. Mari tendrá tantas dudas que harán que apenas coma; su padre y su hermano Finn, rechazan a los invasores. Sólo su hermano mayor Ole, hace una distinción con Joachim, el joven soldado que para nada es un nazi convencido. Más bien, era realista. Sus ojos castaños con brillos dorados, que en el futuro desaparecerán de su mirada, harán que Mari se enamore, es más, la hacen olvidar todas las dudas.
Nunca he puesto en una entrada una foto que no fuese la portada del libro a reseñar. Hoy me es muy necesario poner un bicicleta porque juega un papel (secundario), pero siempre para bien, hasta que el silencio de su timbre se agota.
Joachim y mari forman el equipo perfecto: cuando ella duda él es positivo, con el paso de los años, a él le embargue el pesimismo, Mari será quien ponga esa nota positiva. Si ella no sabe qué decir en algún momento,  Joachim será quien termine las frases por ella. Ninguno de los dos necesitan dar explicaciones al otro, porque él ya lo intuye. Pero eso no quita que Joachim nos regale frases tan bonitas como:

—El viento no tiene nada que hacer contra tanto calor en el corazón. —La cogió de la mano.

Masuria (Prusia Oriental). País natal de Joachim y de toda la familia Ansas. Una familia que acogerá a Mari como si se tratase de una hija. Algo que suplirá muchas carencias para ella.

Lisa, por su parte, también encontrará, como bien señala la sinopsis, su amor verdadero. Sí, en el mismo lugar que lo encontró su abuela. Preciosas coincidencias que tiene el Destino. Ese hombre es Amund, con una triste historia en sus espaldas. Es muy brusco, evita a Lisa, le hace "perradas", sabe hablar inglés y a Lisa le habla en noruega (idioma que no sabe y va aprendiendo poco a poco). En fin, que pasa un montón con ella, pero ella le devuelve cada golpe, lo que hará que se resquebraje esa capa de hielo que parece irrompible.

Para mí otro protagonista es el país en el que se desarrollan todas las historias: Noruega. La escritora hace una magníficas descripciones del mar, de las montañas, de los fiordos, del viento o las brisas, y todo lo que arrastran con ellas, de Oslo, de Nordfjordeid, que no deja al lector indiferente. Es cierto que a veces parece que está describiendo un cuadro, aunque no dejan de ser bellas. Después comprendes por qué la autora se adentra tanto en la tierra: resulta que se quedó prendada por el país, así que aprendió el noruego y estudió su historia.

Creo que no me dejo nada más en el tintero. Sólo deciros: Animaos a leer esta novela, merece la pena. Para mí no es "landscape", sino una mezcla entre los géneros romántico contemporáneo, histórico y sentimental.
Bueno sí, si queréis saber algo más, hay otro libro: Las hijas de la luz del norte. Ahí tenéis una historia relacionada con ésta.

NOTA: 8 / 10

sábado, 3 de septiembre de 2016

Anna Romer - Una casa en Thornwood

Una misteriosa herencia...
Audrey hereda de su exmarido, que ha muerto de forma súbita e inesperada, una finca abandonada en Queensland. Decide no venderla y aprovechar la oportunidad para escapar de la ciudad y de una vida sin mucho aliciente. 

Un terrible secreto...
En una habitación descubre la fotografía de un guapo médico de la Segunda Guerra Mundial, Samuel Riordan, el antiguo dueño de la casa. Pronto se obsesiona con él y empieza a indagar sobre su vida hasta descubrir que fue acusado de asesinar a su esposa a la vuelta de la guerra en 1946. Cuando le cuentan sobre otras muertes inexplicables en época reciente, una de ellas la de una adolescente cuyas heridas recordaban a la primera víctima, empieza a sospechar que el asesino sigue vivo. 

Un nuevo amor...
La investigación de Audrey provocará en el asesino la necesidad de matar de nuevo. Justo cuando ella estaba empezando a encajar en la comunidad. Justo cuando su hija y su suegra estaban entablando una bonita relación. Justo cuando ella había encontrado un hombre que le hace pensar que es el momento de amar de nuevo.


OPINIÓN PERSONAL:

INQUIETANTEMENTE ATRAYENTE, una trama que te mantiene en alerta aunque te hagas un simple esquema de por dónde puede ir la historia, con giros inesperados que, la verdad, no esperas. Sorpresas con algunos personajes, con lo que te quedas ojiplática. Pero en serio, es una novela que merece la pena si te gustan los enredos familiares, los secretos, las mentiras, los odios, los rencores y un pasado que le es desconocido por completo a la protagonista.
Pero empecemos por el principio. Con la ayuda de la sinopsis os haré una guía de la lectura.

HERENCIA MISTERIOSA junto con muerte en las mismas condiciones. Tony, el exmarido, es el fallecido. Esa finca es Thornwood. Por lógica, ese paraíso, porque es un completo paraíso, debería ser heredado: bien por la viuda, o bien por la hija que Audrey tiene en común con Tony, Bronwyn. Pero no, él se la deja a ella, algo con lo que no contaba. Además, es una de las primeras preguntas qué te haces: "¿por qué?" A medida que vas pasando páginas y Audrey se va abriendo al lector te haces una composición de lugar y, por otro lado, te das cuenta que es un muy buen padre y hombre porque le acaba dando a Audrey aquello que más quiere, también a su hija, y él no pudo proporcionarle, por inseguridades, por miedos que proceden de un pasado muy oscuro y turbulento. Un pasado que, tras veinte años, es decir Tony murió a los 34 años (si hice bien los cálculos), lo encontró.
Audrey al principio es reticente con la finca, pero al final decide romper su vida en la ciudad e irse al pequeño pueblo de Magpie Creek. Allí comienzan una nueva vida y conocerán a buenas personas, como Corey y Danny Weingarten, Hobe y Gurney Miller, Ross, el profesor de Bronwyn. Y aquí también nos encontramos con la abuela de la niña, Luella. Todos y cada uno de ellos, relacionados con el pasado de Tony. Un pasado que lo ha perturbado a lo largo de su vida adulta; un pasado que, sin él saberlo, le escondía un gran secreto que tal vez le ayudara a calmar sus miedos porque, Tony, temió siempre ese pasado del que un día huyó, poniendo distancia de por medio, rompiendo toda relación con el pueblo que lo vio nacer y que ocultó con celo a todo el mundo.

También la casa esconde un TERRIBLE SECRETO, el mismo que señala la sinopsis. Samuel Riordan, originario de Irlanda, abuelo de Tony. Este es el germen de todo el libro. Él y la mujer a la que siempre amó y que le dio una hija, Luella. Fue el primer desastre familiar de muchos que, para mí (siempre para mí), fue el desencadenante de los posteriores. Amores verdaderos frustrados, los bauticé y, aquí, podemos enlazar con la última parte de la sinopsis. Y no sólo hay una pareja, sino muchas, todas rotas, salvo una. Veamos: 

Samuel y Aylish: la primera pareja y desencadena que Audrey investigue. Jóvenes, él va a la guerra y ella lo espera. Esta historia de amor y, sobre todo la figura de Samuel, nos acerca a cómo Australia vivió la II Guerra Mundial. Tenemos unas cuantas líneas que nos acercan a esta parte de la historia, muy interesante. Primera pareja, amor truncado, promesas rotas.

Luella y Cleve Jarman: otra historia SUPUESTAMENTE truncada, muy dolorosa y que no es lo qué parece hasta que no conoces los entresijos de la misma. Aquí tiene mucho que ver el personaje de Hobe Miller. Con ellos nos acercamos a una historia muy triste que marca para mal a Tony y que, sin él saberlo, le guardaba un secreto que podría haber cambiado el rumbo de la historia.

Glenda y Ross: ahora os preguntaréis: ¿quién es Glenda? Otro personaje que conoceréis siempre y cuando leáis el libro. Ella era una adolescente cuando se enamoró de Ross, un hombre que era más de diez años mayor que ella. Algo que no parecía importarles, aunque él nunca se propasó con ella. Eran dos almas que conectaban, tenían los mismo intereses, los mismos hobbies, disfrutaban una en la compañía del otro. Eran, lo que suele decirse: tal para cuál. Hechos el uno para el otro, movidos por el mismo motor compartido, por la misma fascinación, pero la historia se repite: amor truncado.

Audrey y Tony: se conocieron de jóvenes y tuvieron a su hija. Una relación de ocho años; dos vidas, aunque distintas muy parecidas porque comparten, en algunos aspectos, los mismos vacíos emocionales, quizá lo que lleva a que fracasen como pareja. Él esconde, ella exige, pero el lazo nunca se rompió, porque creo, esta es mi opinión, Tony jamás olvidó a Audrey, y no lo digo por esa unión indisoluble que comparten: su hija; sino que Audrey marcó a Tony y él la compensó a ella con aquello que el propio Tony no le pudo dar, pero que era consciente que Audrey quiso siempre. Me ha quedado un poco galimatías, lo sé, si queréis entenderme, leed el libro.

Audrey y Danny: él era el mejor amigo de Tony durante su infancia. De pequeños siempre estaban juntos. Algo que desconocía Audrey. Para mí estos dos sufren un flechazo. Él es encantador, evocador y muy especial. Desde el principio le coges cariño. La forma en que se conocen, por como la relata ella, es un poquito siniestra hasta que sabes la razones. Sólo os diré que nos dejan un final único.

En la portada del libro podéis leer la siguiente frase: Una fascinante y evocadora historia de obsesión, amor y coraje.

Los amores ya os los conté; la obsesión, claramente está la de Audrey, porque ella misma se vuelca tanto en el pasado de su exmarido que la atrapa (mejor dicho: se deja atrapar) como si fuese una telaraña perdiendo, casi, la realidad de vista. Pero hay otra que es muchísimo más enfermiza que la de Audrey, porque ella sólo quiere saber la verdad, por muy cruda que sea. En cuanto al coraje, creo, una vez leído el libro, que se refiere al coraje de una madre.

Una pega, por decir algo que no me gusto mucho, la cantidad de descripciones que hay. Y no exagero, os lo aseguro. Unido todo ello a una cantidad de nombre de pájaros y de plantas que, casi, casi, llenan muchos párrafos del libro y, a veces, me pareció que rompen un poco el hilo y resultan un poquito pesados.
Por el resto fenomenal, porque la autora mantiene muy bien el suspense durante toda la historia. Además, los secretos se van desvelando poco a poco y, como dije antes, con giros, al menos uno, muy sorprendente.

NOTA: 8´5 /10

viernes, 19 de agosto de 2016

Kathryn Taylor - Trilogía Daringham Hall

1 - La herencia

Campiña inglesa, en la actualidad. La idílica vida familiar de Daringham Hall da un vuelco inesperado cuando Ben Sterling, un empresario estadounidense de software y perfecto desconocido, se presenta en la mansión clamando ser su heredero. Pronto se descubre que, detrás de esa verdad, se esconde un inquietante espíritu de venganza.
Su decisión, sin embargo, se ve alterada por una inoportuna pérdida de memoria y una repentina pasión por Kate, la veterinaria de la familia, quien le dará una perspectiva completamente nueva sobre Daringham Hall y sus moradores.
Pese a todo, ¿seguirá Ben con sus planes de venganza, o dará una segunda oportunidad a su recién descubierta familia?






2 - La decisión

Un secreto largamente guardado, una gran decisión pendiente.
Ben Sterling no termina de comprenderse a sí mismo: desde su llegada a Daringham Hall su vida ha dado un vuelco, no solo porque su familia, durante tanto tiempo perdida, lo recibió con enorme amabilidad, y contra todo pronóstico, en su finca inglesa. También porque sus sentimientos por la veterinaria Kate lo han pillado por sorpresa. Pero ¿ahora incluso se plantea un futuro en Inglaterra? En realidad no sabe que las intrigas de una tercera persona le harán reconsiderar su decisión de permanecer en Daringham Hall...








3 - El retorno
Un regreso esperado, un gran amor y una última esperanza.
Ben Sterling hubiera querido que las cosas sucedieran de otro modo. Pues, desde que se hizo cargo de Daringham Hall, todo han sido dificultades. Nadie confía en sus planes para renovar la mansión, y él sigue luchando día tras día contra nuevos imprevistos y rumores malintencionados. Solo su amor por Kate le da la fuerza necesaria para seguir adelante. Pero cuando incluso ella lo acusa de mentirle, Ben debe enfrentarse a una decisión radical…










OPINIÓN PERSONAL:

DELICADAMENTE ADICTIVA.

Así se podría definir el conjunto de esta trilogía. Quizá sea por la manera sencilla en la que está narrada, que le da más agilidad, o, simplemente, porque la historia atrapa. Atrapa de verdad. Al final, lo que resulta es una trilogía, una lectura, adictiva.
Daringham Hall es una mansión perteneciente a la familia Candem desde hace siglos. Es una familia aristócrata perteneciente a esa nobleza rural inglesa que Jane Austen, las hermana Brontë, entre otros escritores británicos, nos acercaron en alguna de sus novelas. Una nobleza que en muchos casos sigue encorsertada y con una visión que perjudica no solo las decisiones a tomar, sino que también choca de pleno con la modernidad, el cambio de mentalidad, el cambio de época e incluso perjudica el funcionamiento de la propia mansión en todos los sentidos. Y cuando digo en todos los sentidos, me refiero a eso, en todo, pero más al económico. Para que os hagáis una idea, imaginaos una mansión al estilo de Downton Abbey (la serie), ahora trasladarlo al siglo XXI. Parece que algo así no tiene cabida, pero en Inglaterra tiene su sitio desde siempre, sea el siglo que sea. Este tipo de casas "comen" dinero a mansalva: el mantenimiento, el servicio, las fiestas y un largo etcétera. En este caso la novela hace referencia a la nobleza rural, así que casi todas las hectáreas que son propiedad de la familia están dedicadas a eso, la agricultura, la ganadería, y en este caso también a la viticultura. 
Sin embargo, hay un momento en el que nada llega. Ése es el punto de partida de nuestra historia, en la que la visión antigua choca con la visión moderna por eso, por ser moderna, y porque parece que quiebra la tranquilidad y la pompa aristócrata. Además, la escritora hace una descripción muy buena de lo qué es la nobleza rural en los distintos personajes que habitan la mansión. Como de la campiña inglesa, escenario idílico en el que transcurre toda la historia.

LOS PERSONAJES:

Hay una gran cantidad de personajes, muy variopintos entre sí, pero necesarios para crear todo el universo Daringham Hall.

Los protagonistas son BEN y KATE. Una pareja joven, más o menos de una edad, que se conoce de forma un tanto peculiar. 
Él es un empresario importante y rico de Nueva York que ganó todo lo que tiene gracias a su fuerza de voluntad, su empeño y las ganas de superarse día tras día. Tiene una historia bastante triste detrás y que lo une a Daringham Hall de forma irremediable. Como dice la sinopsis quiere vengarse, pero todo se vuelve en su contra tras sufrir un accidente. En algunos aspectos, tras leer los tres libros, me recuerda un poco (tiene ciertos destellos) con Christian Grey. No penséis que es una réplica, porque no lo es. Ben no es controlador con Kate, ni obsesivo para con ella. Aunque esos ojos grises que a veces parecen atormentados; otros cabreados, en los cuales estalla una tormenta; ser impenetrable al resto, frío... puede recordarnos a ese otro personaje. Pero Ben es diferente, es orgulloso y cabezota, duda, es impulsivo y no se da cuenta que sus propias decisiones, siempre con respecto a Kate, lo hacen sufrir. Pero como testarudo qué es, no se da cuenta.
Kate es una veterinaria muy dulce, también sensible, con una historia relativamente parecida a la Ben, aunque ella por suerte no llegó a los límites de él, porque Tilly su mejor amiga y los Candem no lo permitieron. En algún momento de la historia me sentí bastante identificada con esta chica, en otros no.
Esta pareja, como casi todas de novela romántica, tienen problemas, sean externos o internos, en muchos casos los dos confluyen como aquí. En el amor no puede haber desconfianzas, secretos que se puedan convertir en mentiras por omisión. En el amor lo das todo o no das nada, pero a medias nunca. Y ése es el problema de Ben. No lo da todo por desconfianza. Aunque por otro lado, Kate está tan sumida en sus dudas (desconfianzas puede interpretarse) que no ve lo que Ben también hace por ella y por todos, y es la última que pieza que lanza al abismo a Ben hasta crear el caos.

Otra pareja, para mí la más simpática y entrañable son PETER, el mejor amigo de Ben, y TILLY, la mejor amiga de Kate. Nos dan escenas memorables, discusiones increíbles y ellos deberían ser el espejo en el que Ben y Kate deberían de mirarse. Él es muy bocazas, suelta la verdades así, a las bravas; ella tiene una capacidad de observación muy grande, tanto que debería de ser psicóloga. Ellos sí apuestan por lo suyo, asumiendo riesgos, asumiendo miedos, comenzando juntos de cero. Apoyándose en el amor que comparten. Para esta pareja el dicho: "cuanto más reñidos, más queridos" es muy cierto. Peter comete sus errores, pero los solventa de un modo que te deja patidifusa. Es un loco de la informática, pero da mil vueltas en muchos aspectos a Ben. Me reí mucho con ellos dos.

DAVID, es otro eslabón de este cadena que se forja en Daringham Hall. Junto con Ben es uno de los personajes que más sufre los cambios, muy parecidos a los de su hermano. Los dos, por motivos diferentes e iguales, a un mismo tiempo, viven una mentira: David hasta más o menos el segundo libro, con mucha repercusión en el tercero; Ben durante los tres libros vive así, sin llegar a comprender muchas cosas. Secretos, mentiras, vivencias, sentimientos cuya explicación están escritos en unos diarios y que son la clave para que Ben retorne y David también lo haga a su manera.
Después de cerrar el tercer libro comprendí, siempre a mi modo, puede que haya gente que no lo comparta, que los subtítulos: LA HERENCIA; LA DECISIÓN; EL RETORNO, hace referencia explícitamente a la vida de estos dos hermanos. Uno debería heredar, pero resulta que es el otro. Ahí se ven como enemigos. Sus historias personales, completamente distintas hasta ese momento, se juntan inexorablemente en un punto sin retorno: se comprenderán a la fuerza. Tanto es así, que a David se le cae el velo de los ojos y verá su mundo, incluso a su familia, con otros ojos, haciendo que esté más cerca de Ben. Cada uno toma sus decisiones, se apoyarán y tras enfrentarse a las consecuencias de tomar unas decisiones completamente impulsivas, retornarán con más fuerza y ya no dudarán el uno del otro.

RALPH: personaje fundamental y uno de los más entrañables junto con su padre, Sir Rupert. Los dos comparten un carácter tranquilo, no les gustan las discusiones, en algunos casos son muy prácticos y confían en los suyos. Pero esa confianza se ve repentinamente agrietada por los secretos que nunca fueron confesados y que llevaran a la situación por la que su familia pasa. Son buenos de corazón, como de intenciones.

Podría continuar desgranando cada uno de ellos, pues todavía quedan un montón: Lady Eliza, la mala; Olivia, madre de David y esposa de Ralph, medio desequilibrada hasta el final; James y Claire (hermana de Ralph) son muy amables otros que no tienen dobleces; Timothy Candem (hermano de Ralph), abogado y duro de entendederas... etcétera.

Como dije antes, el universo Daringham Hall es muy extenso, por eso recomiendo su lectura encarecidamente.

NOTA: 10

jueves, 11 de agosto de 2016

Elizabeth Bermúdez - Secretos por descubrir

Lorena Beltrán es una mujer luchadora, joven y humilde, madre soltera de una niña de ocho años, Miranda. Cuando conoce por casualidad a Alberto Miller, un hombre mayor que ella, viudo y dueño de una prestigiosa clínica privada, entre ambos surgirá un gran amor pese a las diferencias sociales que los separan. 
Años después, Miranda se ha convertido en una mujer de éxito con una vida perfecta que está a punto de dar un giro inesperado. Un testamento, con unas cláusulas asombrosas traerán a su vida a Fernando, con quien tendrá que llevarse lo mejor posible. 
Peleas, rivalidades, discusiones, pasión y deseo. ¿Cómo surgirá el amor entre tantos secretos por descubrir?








OPINIÓN PERSONAL:

Tierna, cariñosa, romántica, así podría definir esta novela. Otra de esas sorpresas que me está regalando el mes de agosto. La verdad, hay amor y amor en sus páginas como en las palabras de sus protagonistas. Además de peleas, malos entendidos y un sin fin de situaciones que a veces te hacen reflexionar sobre el amor en todos los sentidos.
A veces, no siempre, me ocurre que cuando estoy en mitad de una lectura, o llegando al final de un libro, mi cerebro se acelera y casi de forma inmediata busca una canción con la cual identificar el círculo de la historia. Con esta novela me pasó y a lo grande, porque a falta de una son tres. 

Daughtry - Start os Something Good.

OneRepublic - Something I Need.

Pablo Alborán - Éxtasis. (NOTA: no soy muy fan de la música española, pero creo que estoy en un punto muy distinto de mi vida, tanto que algunas canciones de Pablo tienen cabida en ella y no, no es chiste).
Las tres canciones en sus letras hacen referencia al amor, un amor que parece que es incipiente (que nace) entre dos personas (la de Daughtry); después ese amor se convierte en tal necesidad que matarías por esa persona incluisve, morirías por estar junto a ella/él (la de OneRepublic), por último cuando la tienes a tu lado y la pasión los embarga se llega al éxtasis (la de Pablo Alborán). Así podemos describir el camino de las dos parejas que hay en esta novela.

La historia comienza en los años ochenta del siglo XX. Alberto y Lorena se conocen no de manera tan casual, porque por medio está Miranda, la hija de Lorena. Resumiendo, Alberto es el ángel de la guarda de Lorena tras cierta situación que no voy a desvelar, como a posteriori, ella siempre será el ángel para él. Es una relación basada en la admiración mutua, en el respeto, en un amor incondicional que se profesan dos personas hasta exhalar su último aliento. Es un amor que viene a dar estabilidad; es un amor de segundas oportunidades a un hombre que está engañado por ciertas personas de su pasado (algunas de su presente) y a una mujer engañada y que está más centrada en su trabajo y en su niña que no en eso llamado "amor". Lorena y Alberto forman el equipo perfecto, aunque sus mundos, muy distintos, pesen en cierto modo en ella. Alberto le va a mostrar que no es así, y que a su lado nada le va a pasar. Lorena le aporta a él sencillez, le procura bienestar (el dinero no lo da todo), ella, con su saber estar controla bien los enfados de Alberto (sucede muy poco). Alberto le aporta lo mismo a Lorena y seguridad en sí misma, algo que por circunstancias de la vida parece que no tiene. Por otro lado Alberto sabe que Lorena, por su carácter cariñoso, siempre va a tener las palabras justas en cada momento. Tampoco penséis que es sumisa, no, ni mucho menos. Ella desde el principio tiene las cosas tan claras que en cierto momento hasta está dispuesta a renunciar a él por la propia felicidad de él y por alguien muy querido por él, aunque ese alguien reniegue de Alberto.

Ya en la actualidad no encontramos con Fernando y Miranda (sí, la hija de Lorena). Dos caracteres muy parecidos, cabezotas, testarudos, cuando discuten no dejan títere con cabeza, pero solo las palabras de Fernando hacia Miranda, y viceversa, los hacen congelarse en el tiempo. Se conocen de forma casual, como Lorena y Alberto, la atracción es más que patente entre ellos, por otro lado es normal, sus personalidades son bastante arrolladoras, pero ambos juegan con un punto a favor: sus físicos impresionantes, Fernando como hombre, Miranda como mujer. Aquí ocurre como en la pareja anterior, vienen de dos mundos distintos, aunque con una diferencia, Miranda ha vivido en los dos, cosa que le pasará en cierto modo a Fernando. Estos dos personajes son puro fuego y pura pasión desde el momento en el que coinciden sin punto de retorno, ni marcha atrás. Están abocados a aguantarse, a verse, a convivir durante un año (ésta es una de esas cláusulas a las que se refiere la sinopsis). Sí, un testamento que despertará asombro, a la vez incomprensión, más odio en ciertos personajes con cierta sed de venganza, pero todo tiene su por qué, y es más, todo está atado y bien atado, sin embargo crea un gran galimatías. 

Estas dos parejas protagonistas unidas en el tiempo vivirán cada una su propio éxtasis de amor.

No quiero desvelar mucho más, solo os recomiendo leerla.

NOTA: 9/10

martes, 9 de agosto de 2016

Kim Wright - Las chicas de Canterbury

Una novela que nos enseña que la vida está llena de posibilidades y que los milagros suceden cuando menos lo esperas. Che de Milan no pasa por su mejor momento. Tres días después del funeral de su madre, recibe la urna con las cenizas y una nota adjunta recordándole una promesa que tenía medio olvidada: Conforme a nuestro acuerdo, ahora debes llevarme a Canterbury. En un principio desecha la idea. Al fin y al cabo, era solo una de las ideas excéntricas de su madre… Pero tras recibir una segunda carta de su novio, en la que la abandona por otra, toma la decisión definitiva: se marcha a Canterbury. De mala gana, se une a ocho desconocidas en un viaje de casi cien kilómetros entre Londres y el santuario de Thomas Becket en la catedral de Canterbury, conocido por sus milagros. Che, que es una adicta al trabajo, se verá obligada a aflojar el ritmo, a dejarse llevar y a tomar conciencia del mundo que la rodea. Las peregrinas van narrando historias por el camino a la manera de Chaucer, rivalizando por ver quién consigue plasmar con más acierto la verdadera esencia del amor. A medida que estrecha lazos con sus compañeras (y, lo que es más importante, consigo misma), Che irá descubriendo las difíciles y sorprendentes enseñanzas que nos depara el camino acerca de la vida y la muerte, el amor, el desamor y las virtudes de la imperfección.

OPINIÓN PERSONAL:

UNA GRAN SORPRESA DIVERTIDA.

Compré este libro cuando me encontré que no había ninguno de los dos que pretendía adquirir. La portada, como podéis ver, es impresionante no, lo siguiente; la sinopsis no me ayudó mucho. Fue al abrir el libro, parada como una estatua, buscar el primer capítulo y leer el primer párrafo cuando me dije: "creo que con este libro me voy a hinchar a reír". No me equivoqué.

Che es la protagonista. Sí, su nombre no es muy normal, de hecho diría yo que su nombre es más cercano a un secundario, pero en este caso es nuestra protagonista. Ella nos lo explica muy bien nada nada más comenzar el primer capítulo:

...habría entrado en este mundo llevando el nombre un tanto almibarado pero tolerable de «Leticia».

Un mujer adulta, de unos cuarenta y tantos años, hija única con una historia familiar muy peculiar y una madre, como explicarlo (de cojones) un tanto sui géneris, muy especial en todo, también en el nombre. Ella es el motor, como dice la sinopsis por la cual su hija se va a Canterbury, añadiéndole el ingrediente de que Che ve como su acomodada y estructurada vida se va al garete tras recibir la carta del ahora su ex novio. Allá que se va a lo loco, sin olvidarse de las cenizas de su madre. Su aventura comienza antes de embarcar en el avión porque, como una mujer de hoy, googlea todo y cada una de sus dudas. No os voy a contar una de las primeras dudas que busca en el red, porque quiero que le deis una oportunidad a este libro, a esta historia llena de historias.

Muy bien, en este periplo, en esta Odisea, (porque Che es comparable al Odiseo de Homero o al Eneas de Virgilio, en versión femenino y moderno), se verá acompañada por el grupo EL ANCHO MUNDO que está formado por ocho mujeres:

TESS - LA GUÍA.

JEAN y BECCA - MADRE E HIJA.

SILVIA Y CLAIRE - AMIGAS DE SIEMPRE, pero que tienen sus secretos.

STEFFI - La única mujer negra del grupo, deportista a más no poder.

VALERIE - Descubres su verdad hacia el final.

ANGELIQUE - Personaje donde los haya, da una sorpresón increíble.

La novena y la que cierra el ANCHO MUNDO es nuestra Che.

Todas ellas, a lo largo de las páginas y de los capítulos, nos cuentan con más dramatismo, con más gracia, comparándose a veces con cuentos infantiles, todas sus vivencias, sus experiencias todas ellas relacionadas con el amor. Supuestamente centradas en el amor, lo veremos desde distintas perspectivas, pero según Becca muchas veces triste. Es evidente, el amor no es solo de color rosa, sino que tiene muchos matices, como los vinos que cata Che. Volviendo al tema de los cuentos infantiles (esto se lee en el Cuento de Angelique, porque todas las historias que cuentan las chicas se llaman CUENTOS), Che confiesa su cuento favorito, Cenicienta, cuento que odiaba su madre:

Hizo todo lo que pudo para intentar reconducirme hacia un cuento más políticamente correcto. Me contaba que Cenicienta había empezado siendo una leyenda china, que procedía de una cultura en la que a las mujeres se les vendaban los pies porque al final la chica con el pie más pequeño era la que se llevaba al hombre. Y después, cada vez que yo quería ver Cenicienta, me obligaba a ver primero un documental sobre la costumbre de vendar los pies.

Recuerdos de este tipo y anécdotas hay muchas. También le suceden a Che cosas muy surrealistas, tanto que llegas a ver a Murphy (sí, el de la ley) sonriéndole descaradamente a esta pobre mujer, porque muchas son un despropósito que te arrancan una sonrisa y una carcajada.
No penséis que todo es risas, tiene sus momentos, hay otros más tiernos, más serios, entrañables, todos ellos muy memorables. ¡Hasta las disputas!
Un punto de toda esta historia que debéis tener en cuenta es que en esta aventura Che conoce a dos individuos, pierde el móvil, casi pierde a su madre, dona sangre y llega a su destino de la mano de su propio destino haciendo de las suyas.

Otros aspectos: es una historia contada en primera persona, en presente, que fue lo que más me llamó la atención pero ayuda a que te sumerjas más fácil en la historia, ayuda a conectar con todas ellas, no sólo con Che. El lenguaje es muy coloquial, muy bien utilizado, a veces hay alguna que otra palabrilla culta, pero es un lenguaje muy ameno. Además agiliza la lectura. Los capítulos como el número de hojas es el perfecto, al menos para mí. Más se haría una historia cansina, perdería la magia que todo libro (historia) tiene. 
El final es abierto. Sé que muchas veces no nos gustan este tipo de finales, sin embargo este final es digno para este historia, porque te imaginas de inmediato que ocurre. A mí no supuso una línea negativa.

¿Qué más deciros? Pues que a leer sea dicho.

NOTA: 9,5/10

miércoles, 3 de agosto de 2016

Françoise Bourdin - Un secreto inconfesable

Una emotiva saga, impregnada por los olores y los sabores del sur de Francia.Una apasionante novela de culpa, intrigas y secretos, de la autora francesa maestra del género. 
La familia Bréchignac, que vive en el campo en una casa llamada La Jouve, cercana a Montpellier, está formada por Nelly, la madre que cuida de todos; Maximillian, el padre escultor; y sus cuatro hijos: Vladimir, banquero; Béatrice, ama de casa; el soltero Dimitri, perfumista, y Eva, la única que todavía permanece en la mansión, donde tiene un taller de costura. Hace ocho años, Ivan, el hijo menor, murió al caer por una escalera. Esta tragedia marca especialmente a Daphné, su viuda, que posee una pequeña tienda de vinos y encuentra mucho apoyo en la familia. Dimitri, su mejor amigo, cree que se está enamorando de la viuda de su hermano, pero no se atreve a revelar sus sentimientos. Por su parte, Daphné, que acude a menudo a La Jouve, siente lo mismo por él. También Max y Eva deberán enfrentarse a sus propios conflictos cuando un secreto largamente oculto ponga la vida de todos patas arriba.


OPINIÓN PERSONAL:

Secreto NO, SECRETOS.

Esta historia la podemos definir como coral, ya que el narrador en tercera persona nos acerca a todos ellos a lo largo de doce capítulos (creo recordar). Los protagonistas, evidentemente, son Dimitri y Daphné, pero los secundarios, si es que se pueden llamar así, porque no dejan de ser protagonistas todos ellos, llenan y enriquecen este mundo que se desarrolla en La Jouve. Una mansión con más de un edificio aledaño que me trajo a la memoria una canción de Celine Dion, If Walls Could Talk, traducido al español sería algo así como, "si las paredes pudieran hablar". Y añado, si las paredes de esa mansión pudieran hablar los personajes se caerían de culo. Pero a mayores, también el refranero español puede definir toda la trama con dos dichos muy conocidos: 
1º Las apariencias engañan.
2º Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, que se le puede aplicar a Maximillien.

Pero empecemos por el principio. Efectivamente es una familia numerosa que pasó de vivir en París, al sur de Francia. Allí, Nelly y Max criaron, más ella que él a sus cinco retoños:
VLADIMIR - banquero
DIMITRI - perfumista
BÉATRICE - ama de casa de que sigue los pasos de su madre.
IVAN - enólogo y como tal, un genio de los vinos.
ÉVE - modista, que también sigue los pasos de su madre.

Los varones tienen nombres rusos, algo llamativo, aunque tiene su explicación, Nelly es rusa. Los tres hermanos son prácticamente idénticos físicamente.

A ellos se les unen tres cónyuges:
DIANE - esposa de Vladimir y madre de Juliette (1ª nieta).
DAPHNÉ - esposa y viuda de Ivan.
HUBERT - Marido de Béatrice y padre de Louis y Paul (2º y 3º nieto). Al ser psiquiatra todos le tienen bastante respeto, porque sus miradas son muy profesionales y ve cosas que otros no.

Todo resultaría perfecto si, Max no tuviese un gran secreto. De hecho pienso que es el secreto del título, sin embargo como ya dije al principio y matizo, para mí sería mejor que se titulase, SECRETOS INCONFESABLES. Todos tienen un secreto, salvo Vladimir, Béatrice y Nelly a lo que se les unen Diane y Hubert. 
La vida tranquila, estable casi idílica que viven en La Jouve se turbada como dice la sinopsis, por la muerte de Ivan. Una muerte que al principio te descoloca y todos la clasifican de "absurda", pero que hacia la mitad del libro te haces una idea (nada vaga) de por dónde te lleva la trama y, por tanto, desvelas la causa de la muerte que inevitablemente está relaciona con el secreto de su padre. Un secreto que dura tres décadas en las que Max mintió a toda su familia y que por razones obvias no os voy a desvelar. El único que tiene sospechas es Dimitri. Siempre le pareció que algo pasaba entre su padre y su hermano, aunque nunca supo qué y tras la muerte de Ivan esas sospechas quedaron un poco en el limbo. Cuando empieza la historia, a él le vuelven a la cabeza ya que su relación con su padre está muy tirante. Al final será el único que conozca las verdaderas razones de la muerte de su hermano (no las revelará a nadie, ni tan siquiera a Daphné) y destapará el secreto/mentiras de su padre.

LO QUE NO ME GUSTÓ: entre Max y Dimitri hay una tensión latente y más que evidente, además, el narrador siempre que puede muestra los celos del padre al hijo, ya que Nelly lo considera un genio, un adjetivo que le debería regalar a él, (a Max) no a su hijo. Es más, también en uno de los capítulos Max se celaba de Ivan, pero como murió, solo le quedaba un creador, Dimitri. El choque de EGOS, con todo este panorama, está claro, pero a veces es un poco cansino. Como también lo es el tema de la economía de La Jouve o de la tienda de Daphné. Me resultó algo pesado. No aparece siempre pero cuando lo hace, ¡uf!
Algo que eché en falta fueron más escenas entre Dimitri y Daphné. Son la pareja romántica, por lo tanto, los protagonistas. Sin embargo, el narrador en tercera persona tampoco los favorece, porque en un mismo capítulo pasas de la vida de Dimitri a la de Éve, pasando por último a Nelly, o, empiezas con los celos y las culpas de Max, pasas por Daphné y acabas en Hubert. El único personaje (eso creo recordar) en el que el narrador no se para es en Vladimir. Lo escuchas en conversaciones, o porque sus hermanos piensan en él, pero ya está, no más. Así es un continuo acercarse y alejarse de esta pareja que me resultó muy tierna. En serio, entre el fantasma de Ivan, que es inevitable que aparezca, además del qué pensarán, pregunta que se plantea más ella que él, nos dejan alguna que otra escena con frases simpáticas.
Esta pareja es completamente diferente: ella parece una mujer segura, pero no lo es, es insegura, que no débil; Dimitri es reservado, no tanto con Éve, es muy familiar como el resto de sus hermanos, es independiente, su gran estatura (1,93 m) hace que no pase inadvertido. Para su hermana pequeña es quien mejor viste. Dimitri es el mejor amigo de Daphné, son casi como hermanos, sin embargo cuando comienza el libro, nos encontramos que Dimitri se da cuenta de sus sentimientos, se encuentra en un sí pero no; ella tarda un poco más en abrir los ojos. Repito, me gustó esta pareja, pero me gustaría saber más.
En cuanto al final un tanto previsible. Un final donde te imaginas casi todo, aunque también me hubiese gustado un epílogo, para ver a Dimitri y Daphné juntos varios años más tarde. Hay cosas que quedan colgando, pero Nelly, unas páginas antes de cerrar el libro te da la clave: la pareja entre Dimitri y Daphné o el conocimiento de la pareja de Éve, ella misma sabe que será todo un "castigo" para Max.

Recomiendo este libro a todos a los que les guste una historia entre Dinastia y Falcon Crest.

Nota: 7,5/10

viernes, 29 de julio de 2016

Kimberley Freeman - Las montañas azules

En 1926, Flora, Tony y Sweetie, conmocionados, discuten alrededor de ‘un cuerpo’ sobre qué deben hacer con él. Tony sugiere que deben deshacerse del cadáver junto a las cataratas (The Falls) y que todo parezca un accidente, ya que si ‘el viejo’ descubre qué ha pasado, Flora no recibirá un centavo. A ella no le importa el dinero y solo puede llorar compadeciendo a una tal Violet, mientras Tony y Sweetie se llevan el cuerpo. Más tarde sabremos que la persona a la que se están llevando es el hermano de Flora, Sam. El relato entonces avanza hasta 2014 y nos presenta a una joven delgaducha, Lauren, en sus treinta que trabaja en una cafetería de Evergreen Falls. Durante uno de sus turnos, encuentra una llave que se ha dejado uno de sus clientes, Tomas Lindegaard, un arquitecto danés que trabaja en el pueblo. La llave la conduce hasta el ala oeste, actualmente abandonada, del hotel donde se encuentra la cafetería en la que ella trabaja. Allí, encuentra una serie de cartas de amor escondidas en un gramófono todas firmadas con las iniciales SHB y datadas en 1926. Se deja llevar por la excitación de desentrañar el misterio. Lauren se acaba de mudar a Evergreen Falls huyendo, en cierto modo, de una vida entera dedicada al cuidado de su hermano enfermo Adam, fallecido hace cuatro meses. Una vida que ha vivido siempre bajo el prisma y los dogmas férreos que le ha impuesto su madre. Sin casi experiencia alguna en el amor, empieza torpemente una relación con Tomas, aunque la primera cita es un completo desastre. El inicio de la relación se ve interrumpido cuando Tomas debe marchar de regreso a Dinamarca, pues su ex-esposa ha tenido un accidente de gravedad.

OPINIÓN PERSONAL:

Muchos son los personajes que se acercan a ti en este libro pero solo dos son las protagonistas: Violet (1926) y Lauren (2014). Al mismo tiempo muy distintas entre sí, que viven en dos épocas completamente opuestas, porque si Violet pudiera ser joven en el siglo XXI alucinaría, sería más libre de lo que fue. En cambio Lauren conoce un poquito la época de los "locos años veinte" gracias a los libros de texto que de vez en cuando nos hacen una breve muestra de como vivía la clase obrera por aquel entonces. Sus historias son distintas, como sus caracteres. Aún así las une esas ganas irrefrenables de amar y las dos están unidas por una persona que es clave en 2014 y es fruto de un amor imposible en 1926.

VIOLET es un alma libre, quiere vivir, disfrutar, sueña con amar de verdad y poder algún día llevar una vida mejor que la que tuvo su madre. Una madre que le exige por el simple hecho de ser su hija, que la cuide como ella la cuidó desde que nació. Estará, sin querer, metida en un triángulo amoroso, donde su corazón, su cuerpo y su alma sólo ama al misterioso SHB. Si queréis saber más, leedlo.
Una de las mejores frases que leí sobre el amor es cuando el narrador en tercera persona narra los sentimientos de Violet:

Había que ser ignorante para pensar que el amor es algo sobrio y ordenado que va creciendo despacio y conforme a un patrón establecido para que uno no se desconcierte demasiado. El amor es como un rayo que te alcanza con toda su luz y energía incontrolada. Es primitivo y eterno. Es capaz de levantar las capas mundanas de la sociedad y dejar al descubierto el corazón latente de la realidad.


LAUREN es una chica de su tiempo que vivió en unas condiciones que nadie se imagina, debido a la larga enfermedad de su hermano. La persona a la que más quería y que la enrolará en un misterio tremendo, unido al misterioso amor que descubre un día por unas cartas amor. Es decir, ella tiene que ir desgranando DOS MISTERIOS. 

Pero ¿sabes qué? Me alegro muchísimo de que Adam te haya tenido a ti, aunque sea por poco tiempo. Me alegro de que haya conocido el amor. Me alegro de que haya podido vivir algo. Él nunca dejó de pensar en ti. Tenía un póster enorme de las cascadas en la pared de su cuarto. Era lo primero que veía al despertar y lo último que veía antes de dormirse por la noche.

Es joven, tímida y sin experiencia en el amor, característica muy tierna de su personaje a la hora de desarrollar su historia con Tomas (un hombre que tiene también su propia historia).
Estas dos mujeres impresionan por distintas que son, pero al final Lauren te sorprenderá.

Los hombres, ¿qué puedo decir? Tomas no me llegó hasta bien entrado el final, momento en el que sabes su historia, pero aún así no es mi favorito.

SHB es mi hombre. Desde el principio me caló muy hondo y no sé por qué. Es un joven vital, pero con un gran "problema" a sus espaldas que afecta directamente a su familia y sobre todo a su hermana Flora, que lo adora (casi tanto como lo llegué a adorar yo). Es una persona que a pesar de todo ve la realidad que lo rodea, ve la falsedad que rodea a su hermana y que por fin, ella comprenderá al final y encauzará su vida como quiso su hermano. Dice las verdades como puños a pesar de que nadie le haga caso y lo tomen de enajenado mental. Este personaje me encantó, me conquistó y todavía lo siento muy cerca cuando ayer terminé de leer el libro.

—Pues vamos a volver, pero no juntos —propuso—. Tú vas cien metros por delante, como si estuviéramos dando un paseo y no nos conociéramos de nada. Así puedo ver el vaivén de tus caderas durante todo el camino.

Os recomiendo esta lectura, quizás al principio es un poquito lento, pero te engancha.

NOTA: 8.5/10

sábado, 23 de julio de 2016

Jessica Brockmole - Cartas desde la isla de Skye

Una emotiva historia de amor durante la Primera y la Segunda Guerra narrada a través de cartas al más puro estilo de 84, Charing Cross Road. 
Marzo de 1912. Elspeth Dunn -una joven escritora que jamás ha abandonado su hogar en la remota isla escocesa de Skye- recibe la carta de un admirador norteamericano. La firma el universitario David Graham y supone para ella una puerta al mundo. 
A medida que los dos se vuelcan en la correspondencia -compartiendo sus esperanzas más atrevidas y sus mayores secretos- su intercambio acaba convirtiéndose en amistad y, con el tiempo, en amor. Cuando estalla la I Guerra Mundial, David se alista como voluntario y la correspondencia se trunca. 
Junio de 1940: en plena Segunda Guerra Mundial, la hija de Elspeth, Margaret, se enamora de un piloto inglés. Su madre trata de disuadirla, las guerras no son el mejor momento para enamorarse, lo sabe por propia experiencia. Un día Elspeth desaparece. Su hija trata de dar con ella a través de unas cartas que encuentra. Son las que David y su madre se intercambiaron décadas atrás. La búsqueda de la madre llevará a Margaret a desvelar un pasado del que poco sabía. 

OPINIÓN PERSONAL:

A muchas de nosotras nos ha pasado que leemos una cantidad ingente de libros y de repente sin saber por qué hacemos un parón brutal. No hay libro que nos llame, empezamos y todo nos aburre, nada engancha y, como no podía ser de otro modo, sin saber las razones, no podemos leer y nos alejamos. Es lo que me ha pasado desde que terminé la serie Forastera de Diana Gabaldón. Vosotras habéis leído muchísimo más que yo, os leo por WhatsAspp y la verdad, me dais mucha envidia (sana). Pues ahí sigo, leyendo muy poco, sólo cuando doy con un libro que me llega.
Como os he comentado en la entrada de ayer por la noche, a veces es la portada del libro la que ejerce sobre mí un poder increíble. Con éste me pasó. Exactamente fue la segunda vez. Ver a este cartero (no es un cartero, pero pensé que lo era) cabizbajo provocó que mi cerebro hiciera "click". Ahí que busqué la reseña y lo compré. Sí, sí, lo tengo en original (os lo digo en serio, si mi casa escupe libro no para). También debo ser sincera, me llamó la atención porque estaba ambientado en Escocia. Vamos a ver, seamos sinceras, este país tiene algo que nos atrae y lo más probable sea un personaje llamado JAMIE FRASER, para áquellas que hemos leído los libros de Gabaldón, o SAM HEUGHAN, para las que somos seguidoras de Outlander, la serie.
Después de que el corazón se encabritara como el F1 de Alonso, el libro cayó en mis manos y no pude dejar de leer. No es el típico libro convencional, ni mucho menos, es un libro epistolar, toda la historia, la trama, se desarrolla a través de cartas cuando internet o los móviles no existían. En este libro la frase de mi madre: "nunca sabes ni dónde, ni cómo, ni cuándo vas a encontrar el amor" es muy cierta, porque se puede aplicar a la primera pareja. Bueno claro no lo sabéis,  hay dos parejas.
La primera es la formada por los protagonistas: DAVID Y ELSPETH. Dos personas completamente diferentes: ella mayor que él unos años; ella sentasata, él un joven estudiante alocado; el uno encuentra en el otro la persona en la que apoyarse, la que entiende tus silencios incluso en la distancia. Por carta surge el amor, aunque parezca imposible el libro te hace entender que no es así, que puedes encontrarlo en la letra escrita del puño de un/a hombre/mujer que vive a miles de km de ti. ÉL AMERICANO, ELLA ESCOCESA de la ISLA DE SKYE; él se enrola en la guerra; ella le tiene miedo al agua. Con este panorama la pregunta del millón es: ¿llegan a conocerse? Respuesta: Señoras mías hagan el favor de leer el libro ¡¡JA!!
La segunda historia, que se desarrolla en la II Segunda Guerra Mundial, vemos a la hija de Elspeth: Margaret. Ella también tiene su historia de amor, pero a la vez descubre todo aquello que su madre le había ocultado todo ese tiempo. Unos secretos que la llevan a acercarse a su familia materna que por ciertas razones han "repudiado", más bien, se alejaron de su madre. Viaja a Skye y allí, en la antigua casa de su madre, junto a su abuela y con el inconfundible olor a mar, sabrá de dónde procede, descubrirá sus raíces y por cabezonería conseguirá que su madre recupere lo que una vez perdió.
Es un libro tierno que desprende AMOR desde la primera hasta la última página. También ternura, pasión contenida (en algunos momentos), emoción... te hace reír, a veces te aprieta la garganta con unas irrefrenables ganas de llorar, pero chicas, creo que merece la pena leerlo. Además, como El agua de la vida, nos acerca a una Escocia convulsa en dos etapas de la Historia muy distintas: la I y la II Guerras Mundiales. Así nos alejamos de los Highlanders, pero sin abandonar la magia que desprende, más bien, rodea a este país. 
Lo recomiendo encarecidamente, es muy fácil de leer, creo que se debe a que está escrito en su totalidad en cartas, salvo el final. Así que, ¡¡a qué esperáis!! Ya me contaréis.

NOTA: 10/10

Sara Gruen - El agua de la vida

Fin de año, 1944. Para Maddie y Ellis Hyde, un joven matrimonio de clase alta de Filadelfia, la guerra y la privación son conceptos lejanos. A Ellis sólo le interesa divertirse gracias al dinero que recibe de su padre. Pero cuando el viejo general Hyde les corta su asignación, Ellis decide recuperar el favor de su padre retomando el proyecto en el que éste fracasó años atrás: encontrar al famoso monstruo del lago Ness. 
A pesar de las quejas de Maddie, y acompañados por su inseparable amigo Hank, los tres parten hacia Escocia y se instalan en un pequeño hotel rural, sin ninguno de los lujos que tan bien conocen. Ajenos a todo, cada día los dos hombres salen a buscar al mítico monstruo, mientras otro monstruo, Hitler, está arrasando Europa. Maddie, sola la mayor parte del tiempo en un país extranjero, rodeada de desconocidos, debe comenzar a preguntarse quién es y qué quiere en realidad.




OPINIÓN PERSONAL:

No es raro en mí que una portada me llame muchísimo la atención y me llegue tanto que la sinopsis me induzca a leer el libro. ¿Qué problema conlleva? A veces das con muchos bodrios, pero otras veces aciertas y fue la tercera vez que me pasó. Sí, con este libro. Fue ver a la chica metida en el mar (o lago) y dije: "Vero, tienes que leer este libro". A la semana de publicarse lo compré. Sí, lo sé, me arriesgue; lo dicho, acerté.
Es la primera obra que he leído de esta escritora, teniendo en cuenta el famoso título que hay en su bibliografía, que a todos nos suena mucho, mucho: Agua para elefantes. Lo reconozco no lo he leído y tardaré en hacerlo. El agua de la vida me ha dejado tan buen sabor de boca que no quiero toparme con otro que sea todo lo contrario.
Vamos al lío que se me va la cabeza...
Hay algo más. No puse la sinopsis entera, ahora os pongo el último fragmento: 

Apasionante y conmovedora, El agua de la vida narra una intensa historia de amor, pero también el despertar de una joven privilegiada que, a medida que va experimentando lo que sucede a su alrededor, aprende a entregarse a los demás como nunca antes lo había hecho. Una tierra de misterio y leyendas. Un amor capaz de cambiarlo todo. 

Yo añadiría que es una historia de superación. De como una mujer abandonada se supera a sí misma en un país que no es el suyo, con una gente que no conoce y la mira extraño, es una señorita el resto son sus sirvientes. Una historia donde la protagonista comienza a comprender que vive en una completa mentira, que nada es cierto y que está ciega. Quizás ella lo sabía y no quería verlo; quizás no lo supiera hasta que llega a Escocia. También hay que decir que Maddie es la típica chica con dinero, casada con un hombre rico y extravagante (y otros adjetivos que le puedo colgar a Ellis, aunque es un trabajo que os dejo a vosotras). Está acostumbrada a tenerlo todo y no hacer nada. ESCOCIA cambia todo eso. Escocia la cambia a ella, la ayuda a enfrentarse a la farsa en la que se ve envuelta. No obstante, en ese recorrido no está sola, tiene gente muy buena junto a ella. Unas personas que vas conociendo a medida que Maddie se acerca a ellas, habla, se muestra tal cual es y sobre todo, escucha sus historias, ya que si algo tiene el rico es que no le importa nada más que no sea él (caso de Ellis). A partir de ahí, en algunos momentos no en todos, ves a una mujer impulsiva, a la vez curiosa, porque hay un misterio (una lápida) que cala hondo en ella. Es otra historia que se entreteje con la trama principal. Lo fabuloso de todo es ver como esas personas, con las que acaba conviviendo, influyen en ella positivamente.
En cuanto a los secundarios hay muchos y el amor, en la que debería ser la pareja protagonista, también lo es. He leído por ahí muchas opiniones, críticas y reseñas donde se hace hincapié en que la presencia de ÉL es casi nula, que la pareja y el amor casi surgen de la nada. Sí, debo decir que no se equivocan mucho. A mí me pasó y de hecho cuando una amiga leyó el libro le pregunté por este tema y su respuesta fue la misma que la mía: "no sé en qué momento se fijaron el uno en el otro". Aún así, por mucho que esta pareja surgiera de la nada, el tándem que forman es perfecto. 
De ÉL, solo deciros que tiene una historia muy triste, donde la guerra marcará su destino. Es más, puedo decir que "quién menos te lo esperas se convierte en el protagonista masculino". Un hombre que porta sobre sus hombros un dolor que no es capaz de superar, pero lo soporta en silencio. 

La II Guerra Mundial es el telón de fondo en esta historia que la editorial ha etiquetado en "narrativa". Respeto esa decisión, sin embargo no la comparto. Perfectamente podía estar catalogada en "romántica histórica". Los horrores de la guerra o cómo se vivió ese hecho histórico en Escocia enriquecen y a veces suplen todo lo que podemos pensar que le falta a la novela. Además, el escenario escocés es muy distinto a lo que estamos acostumbradas a leer, porque seamos sinceras, nos mandan viajar a la Escocia del s. XVIII y casi, casi, la conocemos de cabo a rabo gracias a los HIGHLANDERS de turno. Si se investiga un poco y creo recordar que la propia autora lo dice al final, viajó hasta Escocia para entrevistarse con gente que vivió la guerra y fueron quienes la informaron de como eran los refugios, las máscaras que se ponían... etcétera.  Es indudable la labor de investigación que hay detrás.
Como dice la sinopsis toda la trama gira en torno a Escocia, Inverness y el Lago Ness. Un Lago que trae cola a medida que vas leyendo, desde el principio hasta el final (diría que es un CO-protagonista), aunque para mí son los verdaderos PROTAGONISTAS, además de las supersticiones y la idiosincrasia de sus gentes.

Después de toda esta verborrea recomiendo su lectura. Habrá detractoras y defensoras, pero sólo puedo decir que me entretuvo cuando ningún libro me enganchaba en mi crisis lectora que todavía padezco.

NOTA: 8.5/10

jueves, 29 de octubre de 2015

E. R. Dark - Preso de sus palabras ( Serie Directo a ti nº 1)

Izar es una exitosa escritora de literatura romántica. A pesar de escribir maravillosas historias de amor, ella está sola y desilusionada de las relaciones. 
Cuando decide cambiar de género e introducirse en la novela erótica piensa que el mejor modo de hacerlo es ir a un club swinger a entender de primera mano sobre lo que va a escribir. 
Allí conoce a Darío, un hombre sexy y seguro de sí mismo que la guía en su viaje. Uno en el que descubrirá la sensualidad que lleva dentro y los entresijos de un mundo que no pensaba llegar a desear. 
Pero como en toda buena historia, el príncipe azul y el final feliz no llegan al primer parpadeo. La pregunta es si serán capaces de superar los obstáculos o simplemente se rendirán al primer impedimento. 
Cuando el pasado los golpee llegara el momento de decidir que perdonar y que no. 






Opinión personal

Muy entretenido

Esta reseña me la pidieron hace casi dos semanas así que hoy que me he leído el libro os la traigo, no os penséis que porque alguien me haya pedido que haga una reseña de un libro específico voy a ser menos sincera en mis impresiones ya que no me gusta mentirme a mi misma.

Este libro aunque pertenece a una serie, cada libro de esta serie serán historias independientes, supongo que los protagonistas serán secundarios que vayan saliendo, así que podéis leeros el libro con la tranquilidad de que la historia de estos protagonistas empieza y termina.

Siempre me da miedo empezar un libro auto publicado y más cuando es su primer libro ya que a veces me ha pasado de que las faltas de ortografía y la mala síntesis me ha echo desistir en las primeras páginas. No es este caso, estas dos autoras noveles tienen una pluma exquisita y me han sorprendido gratamente su forma de escribir tan fluida.

Aviso a los mas remilgados Preso de sus palabras es una historia erótica con una parte de intercambio de parejas aunque no es lo más principal del libro.

Tenemos a nuestra protagonista Iziar de treinta y ocho años, es escritora y cómo pretende escribir un libro erótico de intercambio de parejas, se adentra personalmente en ese mundo dónde las sensaciones y la sensualidad la atraparán y sobretodo porque no puede dejar de pensar en un diablillo de ojos verdes. Me ha gustado cómo protagonista ya que hace exactamente lo que cree y no le importa lo que piensen, porque cuando se enfada, se enfada y no da el brazo a torcer enseguida.

Luego tenemos a Darío de cuarenta años, y cómo podréis suponer es el más sexy que puedas echarte a la cara, con sus recelos, sus secretos y su miedo a enamorarse. No tengo nada que reprocharle y más con esos empotramientos, ¡queremos uno! (haber si algún día de tanto pedirlo nos lo conceden por cansinas).

Después tenemos a las amigas de la protagonista, divertidas y locas, me han encantado ya que al contrario que otros libros, estas le apoyan en todo, esté bien o esté mal ellas le apoyan y le aconsejan pero no la avasallan repitiendo en que se ha equivocado.


  • Lo que me ha gustado del libro es que no es un libro erótico sin trama hay buenas y excitantes escenas eróticas pero no es lo único que podréis descubrir, hay una trama oculta debajo de él que se va descubriendo poco a poco.


  • Lo que no me ha gustado del libro es que es cortito y muchas partes quedan escritas superficialmente sin detalles y me hubiera gustado conocer más en profundidad la personalidad de los personajes, más momentos, más dudas, más... 

Estoy demasiado acostumbrada a leer libro largos y los que son cortos me saben a poco.

No os voy a engañar, no es el gran libro, no es algo inusual, pero si que es tremendamente entretenido, para pasar la tarde de una sentada sin aburrirte la forma en que está escrito te atrapa y no puedes parar de leer.

Así que si buscáis un libro no muy largo, con el que estar entretenida hasta el final, con buenas escenas eróticas, un buen amor y un hombre empotrador, leerlo. 

Pero saber lo que empezáis:  Es un libro para entretenerte y pasar un buen rato, que justamente es lo que buscaba esta tarde por lo tanto... no pedía más, me he quedado satisfecha y sin duda cuando publique el siguiente libro de esta serie lo leeré para seguir entreteniéndome otra tarde más.



Nota 7/10